CNE Informa

Minedu e Ipeba exponen ante el pleno avances del Sistema Curricular Nacional

El Ministerio de Educación (Minedu) y el Instituto Peruano de Evaluación, Acreditación y Certificación (Ipeba) vienen elaborando de forma coordinada los Mapas de Progreso, los cuales junto con el Marco Curricular Nacional y las Rutas del Aprendizaje conformarán el Sistema Curricular Nacional, que será el orientador y articulador de los currículos regionales. Para hablar de este tema y la articulación que engloba estos elementos, el pleno del Consejo Nacional de Educación (CNE) recibió a Peregrina Morgan y Verónica Alvarado, presidenta y coordinadora técnica respectivamente de Ipeba; y a Patricia Andrade, directora General de Educación Básica del Minedu, junto con la asesora Lilia Calmet.

 

Patricia Andrade señaló, tras realizar una introducción sobre el proceso de mejora curricular que se inició hace 20 años, que si bien el Diseño Curricular Nacional actualmente vigente trajo avances significativo, el Proyecto Educativo Nacional plantea la necesidad de transitar hacia un Marco Curricular Nacional que defina los grandes aprendizajes que deben desarrollar los niños y niñas; y a ello se abocó la gestión actual. “Nos hemos planteado desde el año pasado generar un proceso que permita concretar la política curricular en un sistema articulado, con herramientas claras y precisas. Que comience por el Marco Curricular, que plantea qué es lo que hay que aprender por derecho. (…). Los Mapas de Progreso se orientan a señalar cómo va evolucionando el alumno ciclo por ciclo hasta lograr el nivel de desempeño esperado. Las herramientas que van a establecer cómo transita de un ciclo a otro, en estos momentos, son las Rutas de Aprendizaje”, indicó Andrade.

Por su parte, Peregrina Morgan amplió la información sobre los Mapas de Progreso, indicando que son un conjunto de estándares de aprendizaje que describen la dirección del crecimiento usual de las competencias o aprendizajes fundamentales a lo largo de la educación básica. Se optó por utilizar los ciclos para su construcción porque son periodos más largos y están más acordes con el desarrollo del niño o niña. Van desde inicial hasta culminar la secundaria con el fin –agregó- de articular las competencias aprendidas con lo que requiere la educación superior. Se han considerado –explicó Morgan- hasta siete niveles en los Mapas de Progreso.

Sobre las Rutas de Aprendizaje, así como algunos alcances adicionales sobre los Mapas de Progreso, expusieron Lilia Calmet y Verónica Alvarado. Las Rutas del Aprendizaje son herramientas pedagógicas para el docente que señalan qué y cómo deben aprender los estudiantes en cada grado y ciclo; explican su avance; proponen orientaciones pedagógicas, sugerencias didácticas y estrategias metodológicas para facilitar el aprendizaje; permiten ver el progreso y la articulación de los aprendizajes e indican ejemplos de cómo evaluar los aprendizajes. (CNE Prensa).