Eventos y encuentros

Experiencia de México

Lucrecia Santibáñez (Fundación IDEA) y José Felipe Martínez (UCLA) expusieron acerca de los «Incentivos al desempeño docente y la evaluación de Carrera Magisterial» en México.

La evaluación docente, explicaron los especialistas, está vinculada a un sistema de incentivos que beneficia a los que obtienen mejores resultados. No obstante, debido a las diferencias entre la visión del programa por parte del Ministerio de Educación (SEP) y el Sindicato de Maestros (SNTE), la naturaleza de la evaluación ha terminado siendo ambigua y desvirtuando su carácter meritocrático. Más que un programa de incentivos, el diseño de la evaluación de la Carrera Magisterial ha permitido que se convierta en un mecanismo de aumento salarial generalizado.

El sistema mexicano de evaluación docente mide seis factores: antigüedad (10%), grado máximo de estudios (15%), preparación profesional (28%), actualización y capacitación (17%), desempeño profesional (10%:), y aprovechamiento escolar (20%). Los instrumentos que utilizan van desde fórmula de conversión de años de servios en puntos, pruebas estandarizadas para docentes y alumnos, así como formularios de autoevaluación y evaluación entre pares. Las evaluaciones son anuales. Entre el 2001 y el 2002 se evaluaron 431,775 docentes, de un universo de 1 028 524 maestros.

Para Santibáñez y Martínez, el sistema de evaluación de la Carrera Magisterial mexicana necesita reformas estructurales. No se garantiza el estímulo si el desempeño cae debajo de un nivel mínimo aceptable y no hay consecuencias, pero tampoco si el sistema de evaluación no demuestra confiabilidad y validez (los indicadores de desempeño tienen debilidades, hay poca varianza, sesgos), ni si sigue basándose principalmente mediante exámenes estandarizados del alumno. Más aún, el sistema de formación docente no se evalúa de forma satisfactoria y no se conoce realmente el impacto de dichos esfuerzos, lo que significa que toda la inversión y  el esfuerzo desplegado a través de estos mecanismos puede resultar inútil para generar cambios en la calidad del desempeño de los maestros y en los aprendizajes.

Ver video