Eventos y encuentros

Valdés Veloz: experiencia en Cuba

El coordinador del Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación (LLECE) de la UNESCO, Héctor Valdés, expuso sobre “La evaluación del desempeño docente: experiencia de Cuba”, en el marco del ciclo de videoconferencias organizadas por el Consejo Nacional de Educación con apoyo del Banco Mundial.
El experto señaló que en Cuba se practica la evaluación docente desde 1917, pero no se llegaba a mostrar ni demostrar a los directivos las mejores vías y métodos para hacerlo con suficiente precisión, objetividad y especificidad. Por ello, a partir del 2002 se viene realizando un importante esfuerzo de especificación de los procedimientos, técnicas e instrumentos de evaluación, y se asume definitivamente como método general de evaluación el “modelo de la práctica reflexiva o de la reflexión en la acción”.

 

Este modelo consiste en una instancia de reflexión supervisada y se evalúan varios aspectos que pasan por las capacidades pedagógicas, el sistema de relaciones interpersonales con sus alumnos, la responsabilidad en el desempeño de sus funciones, su emocionalidad y los resultados de su labor educativa. Los resultados de esta evaluación pueden ser cuatro: si es Muy Bien o Bien, el profesor se mantiene en su escala salarial  o asciende a  la escala inmediata superior, según el caso. Si es Regular, entonces su salario baja a la escala inmediata inferior; si el resultado final es Mal, entonces el maestro se libera de la docencia directa frente a sus alumnos durante un ciclo escolar para realizar un curso teórico – práctico de recalificación. Se evalúa a través de distintos mecanismos como la observación de clases, autoevaluación, encuesta de opiniones profesionales, pruebas objetivas estandarizadas y test sobre desarrollo humano, portafolio, test de conocimientos y ejercicios de rendimiento.

 

Por último, si transcurrido el año sabático, el maestro desaprueba el curso, entonces se prescinde de sus servicios como profesor, y se le ofrece una plaza o cargo de inferior categoría dentro del propio sistema educativo. En todos los casos, la Comisión de Evaluación de la Escuela y el evaluado acuerdan para este último su “Plan de superación” para el siguiente ciclo escolar, sobre la base del diagnóstico obtenido a partir de la aplicación de los instrumentos utilizados en ciclo escolar anterior. Ver video