León Trahtemberg Siederer

Avances en Educación (Discurso Ollanta Humala)

León Trahtemberg Siederer

Martes 05 de Agosto de 2014 15:44

Se nota la mano del Ministro de Educación Jaime Saavedra en la notoriedad que le ha dado el Presidente Humala a su sector en el discurso de fiestas patrias, apostando por “educación de calidad, con docentes motivados y competentes, con ambientes que estimulen y faciliten el aprendizaje, y con una gestión orientada a que cada niño y niña alcance su máximo potencial”. Propuso 4 pilares de acción: revalorización de la carrera docente, inversión en infraestructura educativa, mejora de la calidad de aprendizajes y modernización de la gestión.

Lea más

 

Fútbol y países en crisis

León Trahtemberg Siederer

Lunes 21 de Julio de 2014 09:31

 

Los equipos de fútbol, al igual que los gobiernos nacionales, muchas veces tienen que tocar fondo para reinventarse. Le pasó a la URSS, al Perú pos 1er García, está a punto de ocurrirles a  Venezuela, Argentina y Cuba que están próximos a tocar fondo y ser inviables con sus modelos políticos y económicos actuales. En el fútbol ahora le ha tocado a la selección de España y particularmente la de Brasil, que de milagro (con ayuditas en cada partido) llegó hasta el partido con Alemania; pero allí quedó grabada la debacle evidenciando que necesita reinventarse.
En cambio los que venían de abajo y trabajaron en serio empezaron a levantar vuelo, como los equipos de México, Costa Rica, EE.UU., Colombia y Chile.
Siempre he pensado que lo peor que le puede pasar al Perú es clasificar un equipo para el mundial pensando en que por suerte o por ayuda divina llegaríamos, sin la existencia de un andamiaje de trabajo previo bien hecho para ser luego merecedores de una clasificación. Premiar a quien hace las cosas mal es la antesala de la debacle posterior.
Me pregunto si la educación peruana no ha tocado fondo y necesita reinventarse de una vez por todas, lo cual obviamente por ser un asunto de gran envergadura no lo puede hacer un partido o gobierno solo, sin el concurso de todas las fuerzas políticas. Ojalá que el gobernante elegido del 2016 entienda que esa es su misión.
Los equipos de fútbol, al igual que los gobiernos nacionales, muchas veces tienen que tocar fondo para reinventarse. Le pasó a la URSS, al Perú pos 1er García, está a punto de ocurrirles a  Venezuela, Argentina y Cuba que están próximos a tocar fondo y ser inviables con sus modelos políticos y económicos actuales. En el fútbol ahora le ha tocado a la selección de España y particularmente la de Brasil, que de milagro (con ayuditas en cada partido) llegó hasta el partido con Alemania; pero allí quedó grabada la debacle evidenciando que necesita reinventarse.

Lea más

 

¿Qué recuerdan los alumnos de sus maestros?

León Trahtemberg Siederer

Jueves 10 de Julio de 2014 09:05

 

Con motivo del Día del Maestro, algunos profesores recordamos particularmente a ciertos alumnos porque a través de ellos aprendimos algo importante que dejó huellas en nuestra manera de ser maestros.
Recuerdo en particular a una alumna que me enseñó qué significa evaluar. Tenía una alumna que frente a notas de 12 o 18 era totalmente indiferente, hasta que ensayé reemplazar la evaluación tradicional por un comentario personal. Frente a una linda reflexión en un trabajo suyo, le escribí que yo disfrutaba mucho de leer lo que ella escribía porque siempre encontraba ideas originales que me impactaban positivamente y hacían reflexionar, reflejando un especial estilo de razonamiento y redacción que quizá valía la pena cultivar.
Al leer mi comentario, vi que se conmovió. Le brillaron los ojos. Nunca más necesitó que le ponga una nota. Nunca dejó de entregar puntualmente sus trabajos. Ella empezó a disfrutar el hacer sus propios trabajos a partir de la retroalimentación que suscitaban. Hasta que no necesitó más de leer mi retroalimentación. Ese se convirtió en su estilo habitual con todos los profesores.
Experiencias como esa fueron modelando mis convicciones, ayudándome a desaprender aquella forma de evaluar que solía usar por años para reaprender aquello diferente que tenía mucho más potencial educativo.
En un 6 de julio como el que viene, en el que se suele homenajear a los maestros, les agradezco a mis alumnos lo que me enseñaron para hacer de mí un mejor maestro.
Con motivo del Día del Maestro, algunos profesores recordamos particularmente a ciertos alumnos porque a través de ellos aprendimos algo importante que dejó huellas en nuestra manera de ser maestros.
Recuerdo en particular a una alumna que me enseñó qué significa evaluar. Tenía una alumna que frente a notas de 12 o 18 era totalmente indiferente, hasta que ensayé reemplazar la evaluación tradicional por un comentario personal. Frente a una linda reflexión en un trabajo suyo, le escribí que yo disfrutaba mucho de leer lo que ella escribía porque siempre encontraba ideas originales que me impactaban positivamente y hacían reflexionar, reflejando un especial estilo de razonamiento y redacción que quizá valía la pena cultivar.

Lea más

 

No basta parchar el pasado

León Trahtemberg Siederer

Martes 08 de Julio de 2014 18:27

 

El Ejecutivo debería observar la ley universitaria. Es difícil comprender cómo con las mismas universidades, profesores, alumnos, carreras, niveles de inversión y normas para el gasto, algunos retoques en la legislación para corregir vicios actuales y del pasado podrían lograr mejorar la calidad universitaria. Menos aun, que nos pongan en línea para tener algunas universidades del más alto nivel mundial.
¿Realmente creen que porque los estudiantes del décimo ciclo hagan una monografía más estarán mejor formados que los que no la hacen para ser bachilleres? ¿O que por elegir mediante voto universal a una plancha de rectores y vicerrectores que quedan en minoría en el consejo universitario, mejorará la gestión? ¿Cómo podrá la Sunedu aprobar los currículos por cada carrera, que deberían actualizarse cada semestre o exigir la existencia de la demanda cualitativa y cuantitativa insatisfecha para crear carreras, cuando son estas nuevas carreras las que con sus descubrimientos crean la demanda? (biomecatrónico, biohacker, cirujano clonador, nanomédico, etc.) .
En un mundo que demanda una educación permanente, en el que los profesionales deberían estudiar continuamente en diversos momentos e instituciones del planeta cursos o títulos técnicos además de universitarios u obtener especializaciones en corporaciones, entre otros, ¿cómo puede exigirse 12 créditos para ser alumno regular? ¿Cómo puede ser un avance mantener el divorcio entre la educación técnica y la universitaria, sin convalidar los créditos automáticamente, impidiendo que los estudiantes complementen unos con otros? ¿Cómo puede ser un avance la eliminación de la opción de estudiar cursos o grados de modo virtual, a distancia, cuando una buena parte de los más modernos ni siquiera se ofrecen en el Perú?
También se observa en esta ley universitaria un sesgo hacia intentar contener los vicios que se expresan en las universidades que presentan actualmente más problemas académicos y de gestión. Pero aún en la hipótesis que la aplicación estricta y correcta de esta ley logre eliminarlos, eso no mejorará la calidad de la educación de quienes asisten a las universidades que no tienen esos vicios. Se acostumbra decir que "en el Perú hay unas 10 universidades privadas y 3 públicas de buen nivel y el resto está fuera de juego". Sin embargo, si la valla con la que se mide la calidad de la educación universitaria se coloca en los ránkings mundiales, no habría ninguna universidad buena en el Perú. Los estudiantes peruanos que quieren tener un posgrado de nivel mundial tienen que irse fuera del Perú para lograrlo. Esta ley no facilita construir el andamiaje estratégico, legal y presupuestal para que en el corto plazo el Perú cierre la brecha con las mejores universidades del mundo y se pueda obtener en el Perú grados académicos y profesionales del más alto nivel mundial.
¿Por qué no podría tener el Perú una gran Peruvian Open University (así sea en alianza con otras existentes) que dé acceso a todos los peruanos a una excelente formación online a bajo costo, o tener acá la sede de un instituto de alta tecnología o una universidad que sea número uno en el mundo, por ejemplo en temas tan accesibles como el estudio de la biodiversidad? Toda industria transnacional seria de alimentos, farmacéutica y de cosméticos estaría interesada en financiar investigaciones en una universidad como esa. Podrían generarse estudios e investigaciones del más alto nivel, crear patentes, desarrollar posibilidades de negocios, turismo, etc. Podría contratarse a científicos de primer nivel en el mundo, tanto peruanos como extranjeros, hacer alianzas con universidades líderes y con todo eso crear un efecto de imitación y succión para arriba de todo el sistema universitario peruano.
Nada en esta ley nos encamina hacia esta mejora de la calidad de la educación. Parchar el pasado no nos pone en ruta favorable para el futuro.
El Ejecutivo debería observar la ley universitaria. Es difícil comprender cómo con las mismas universidades, profesores, alumnos, carreras, niveles de inversión y normas para el gasto, algunos retoques en la legislación para corregir vicios actuales y del pasado podrían lograr mejorar la calidad universitaria. Menos aun, que nos pongan en línea para tener algunas universidades del más alto nivel mundial.

Lea más

 

¿Qué recuerdan los alumnos de sus maestros?

León Trahtemberg Siederer

Viernes 04 de Julio de 2014 18:47

 

Con motivo del Día del Maestro, algunos profesores recordamos particularmente a ciertos alumnos porque a través de ellos aprendimos algo importante que dejó huellas en nuestra manera de ser maestros.
Recuerdo en particular a una alumna que me enseñó qué significa evaluar. Tenía una alumna que frente a notas de 12 o 18 era totalmente indiferente, hasta que ensayé reemplazar la evaluación tradicional por un comentario personal. Frente a una linda reflexión en un trabajo suyo, le escribí que yo disfrutaba mucho de leer lo que ella escribía porque siempre encontraba ideas originales que me impactaban positivamente y hacían reflexionar, reflejando un especial estilo de razonamiento y redacción que quizá valía la pena cultivar.
Al leer mi comentario, vi que se conmovió. Le brillaron los ojos. Nunca más necesitó que le ponga una nota. Nunca dejó de entregar puntualmente sus trabajos. Ella empezó a disfrutar el hacer sus propios trabajos a partir de la retroalimentación que suscitaban. Hasta que no necesitó más de leer mi retroalimentación. Ese se convirtió en su estilo habitual con todos los profesores.
Experiencias como esa fueron modelando mis convicciones, ayudándome a desaprender aquella forma de evaluar que solía usar por años para reaprender aquello diferente que tenía mucho más potencial educativo.
En un 6 de julio como el que viene, en el que se suele homenajear a los maestros, les agradezco a mis alumnos lo que me enseñaron para hacer de mí un mejor maestro.
Con motivo del Día del Maestro, algunos profesores recordamos particularmente a ciertos alumnos porque a través de ellos aprendimos algo importante que dejó huellas en nuestra manera de ser maestros.
Recuerdo en particular a una alumna que me enseñó qué significa evaluar. Tenía una alumna que frente a notas de 12 o 18 era totalmente indiferente, hasta que ensayé reemplazar la evaluación tradicional por un comentario personal. Frente a una linda reflexión en un trabajo suyo, le escribí que yo disfrutaba mucho de leer lo que ella escribía porque siempre encontraba ideas originales que me impactaban positivamente y hacían reflexionar, reflejando un especial estilo de razonamiento y redacción que quizá valía la pena cultivar.

Lea más

 

Qué difícil es elegir un colegio

León Trahtemberg Siederer

Lunes 23 de Junio de 2014 16:55

 

Escoger un colegio para sus hijos; saber si la educación que reciben es la adecuada;  cuándo intervenir y cuándo no; en qué momento es preferible cambiar de colegio;  proteger a su hijo o dejarlo que se arregle solo en conflictos sociales o una eventual repitencia de año; etc. Cada vez se le hace más difícil a los padres resolver qué hacer.
Con el desarrollo económico en el Perú se han creado nuevas oportunidades para inversionistas que ven en la educación un interesante nicho para sus negocios. Grupos empresariales invierten en universidades y colegios ofreciendo “la mejor educación del mundo” a su propio estilo.
Las reglas de juego del marketing y la publicidad se ponen en acción. Los colegios  tradicionales para defender su propuesta. Los nuevos para tocar con habilidad los nervios más sensibles de los padres procurando animar su migración escolar (tecnología, inglés, valores, deportes, ingreso a universidades)
Así las cosas ¿cómo pueden elegir los padres su mejor opción? Difícil. Quien sabe, el retorno a la intuición les termine dando la pista. Visitar el colegio previsto, conversar con sus conductores, sentir el ambiente, ver cómo son las clases para poder imaginar a sus hijos en ellas. Al final, quizá la pregunta dirimente sería  ¿cuál es el colegio más parecido a aquél al que a los padres les hubiera gustado estudiar hoy si fueran alumnos?
Los padres ya no pueden darse ese gusto, pero se lo pueden dar a sus hijos.
Escoger un colegio para sus hijos; saber si la educación que reciben es la adecuada;  cuándo intervenir y cuándo no; en qué momento es preferible cambiar de colegio;  proteger a su hijo o dejarlo que se arregle solo en conflictos sociales o una eventual repitencia de año; etc. Cada vez se le hace más difícil a los padres resolver qué hacer.

Lea más

 

¿Por qué ver el mundial de fútbol en el colegio?

León Trahtemberg Siederer

Martes 17 de Junio de 2014 17:22

Si se pasara por TV o Internet en vivo la llegada del 1er vehículo espacial a marte, o el momento de dar a conocer los resultados de una reñida contienda electoral presidencial, la destrucción que produce un tsunami o terremoto, la primera muestra pública de la circulación de los automóviles aéreos, el descubrimiento de la vacuna contra el cáncer, entre tantos otros asuntos de interés general, ¿se usaría la TV en el colegio para conectar a los alumnos con la realidad y reflexionar sobre las diversas aristas que de estos hechos se derivan, o cerraríamos la escuela para ponernos de espaldas a la realidad, -“para no perder clases”-?

Lea más

 

Página 1 de 34