León Trahtemberg Siederer

La competencia destruye la competitividad

León Trahtemberg Siederer

Jueves 19 de Marzo de 2015 17:46

 

Escucho a padres y maestros sostener que para ser competitivos los chicos tienen que aprender a competir, por lo que introducen todo tipo de competencias y “orden de mérito” según notas desde la educación inicial y primaria. Con ello socavan la competitividad de sus hijos. Me explico.
Si la competitividad es la capacidad de la persona de desplegar sus potencialidades para abrirse paso entre sus pares con los que compite -sea en el deporte, artes, profesiones o en el mercado de bienes y servicios- cae por su peso la pregunta de cómo se logra alcanzar ese óptimo. Allí es donde se divorcian la competitividad con la competencia introducida desde edades tempranas en niños que aún no tienen la fortaleza para sostenerse con solidez en esa competencia. Es un despropósito hacer competir a un niño convirtiéndolo en un perdedor cuando aún es frágil, no ha constituido una personalidad sólida, está en proceso de construir su tolerancia al fracaso, a reconocer que así como tiene áreas débiles tiene otras fuertes sobre las cuales construirá su éxito y autoimagen de competente. Al hacer competir a los escolares de inicial o primaria entre sí, se cultiva la vanidad de unos pocos ganadores (cosa que les jugará en contra cuando tengan que enfrentar retos mayores en los que no siempre ganarán) y se golpeará la autoestima y seguridad en sí mismo de la mayoría que serán perdedores. Eso no formará una generación de jóvenes competitivos.
Escucho a padres y maestros sostener que para ser competitivos los chicos tienen que aprender a competir, por lo que introducen todo tipo de competencias y “orden de mérito” según notas desde la educación inicial y primaria. Con ello socavan la competitividad de sus hijos. Me explico.

Lea más

 

"La marcha del 27 debe ser contra los auspiciadores"

León Trahtemberg Siederer

Lunes 23 de Febrero de 2015 21:06

El próximo 27 de febrero, desde las 5 p.m., una gran cantidad de familias marchará desde el Campo de Marte hasta los locales de los canales de televisión contra lo que llaman “programas de TV basura”. León Trahtemberg, reconocido educador, cree que la movilización debe estar dirigida a las empresas que pagan por la publicidad de estos espacios.
¿La misión de la televisión es educar y entretener, o solo entretener?
Normalmente los medios son fuentes de información y de entretenimiento. En el sentido más extendido de la palabra educar, todo el mundo educa: el chofer del Metropolitano, el policía, el político… Es decir, los medios, más allá de su tarea de informar y entretener, educan en la medida que presentan modelos de vida, conductas, pero los medios son uno más de los actores sociales que tienen un impacto educativo en la gente.
Es decir, sí tiene una responsabilidad educativa con la población…
La función de la televisión no es educar. La educación es un subproducto del medio; es como el fútbol: no ha sido inventado para educar, pero ver a las barras bravas, su comportamiento, tiene un impacto educativo.
Pero, digamos, la TV, por ser un medio masivo de información, ¿debe regular sus contenidos?
La televisión es un medio que informa masivamente, pero yo no sería partidario de hacer un monopolio de cuestionamientos a la televisión porque, como le digo, las situaciones de la vida cotidiana que tienen un impacto educativo en la gente son múltiples. Por ejemplo, el hecho de que uno se pare en una esquina y vea que los carros no hacen caso a las luces del semáforo, eso tiene un impacto educativo trascendente, al igual que cuando la gente bota papel en el piso. Inclusive, desde mi punto de vista, más impacto tiene cómo se comportan las pandillas.
Pero la morbosidad que, según los promotores de la marcha, se exhibe en los realitys, por ejemplo, ¿en qué medida afecta a la población juvenil?
Quizás hay que hacer también una marcha contra los noticieros. Si usted analiza los primeros cinco minutos de los noticieros, verá sangre, crimen, violencia, tragedia, gente llorando porque alguien se murió o le pegaron… Habría que hacer una marcha contra los noticieros porque hacen una presentación mucho más violenta de la realidad. Un programa u otro no es el paradigma de la violencia. Si usted analiza la cantidad de horas al día que hay noticiero, con toda la violencia que muestra, estos resultan más perjudiciales que los realitys.
Entonces, ¿en dónde está el problema?, ¿en la familia?
El Perú es un país violento; hay un contexto en el que la violencia estructural no se ha resuelto. Hoy en día, el común de los peruanos, si quiere cruzar la ciudad caminando, la probabilidad de que llegue a su casa sin que le hayan robado, golpeado o algo es cada vez menor. El contexto de la falta de regulación social que vivimos en el Perú nos dice que hay una Policía impotente y un Poder Judicial que no hace nada…
Pero que se vaya a producir una marcha contra los “programas de TV basura”, ¿le parece bien?
En general, a mí me gusta que la gente salga a marchar cuando quiere defender una posición de manera pacífica. Me parece bien, pero me gustaría que haya marchas también de padres de familia por una educación de calidad, marchas cívicas que defiendan ciertos valores… Si ahora hay un grupo de gente que quiere expresarse y hacer notar su malestar, está bien. Salir a marchar es un gesto cívico enorme.
*Los productores y personajes que trabajan en estos programas de televisión cuestionados dicen que la gente tiene la potestad de cambiar de canal si no quiere ver un determinado espacio televisivo… *
Bueno, esa es una manera manipulativa de plantear las cosas porque, si bien es cierto que uno puede cambiar de canal, es como ofrecer a un chico un montón de caramelos y luego decirle que tiene la opción de no consumirlos. Lo que están haciendo es una provocación que está pensada para mover los sentimientos más primarios de la gente, pero volvemos a lo que le dije antes: exactamente lo mismo hacen los noticieros cuando muestran desgracia y muerte.
Y ahí entra la publicidad…
Los publicistas buscan seducir a la gente para que consuma lo que quieren. La gente puede ver o no su trabajo, pero ellos se dedican justamente para que la gente esté obligada a verlo.
¿Cree que la marcha logrará remover estos programas de la agenda de los canales?
Bueno, cuando hubo la crítica al programa de la Paisana Jacinta, el canal dijo que el que quiere lo ve y el que no quiere no. Es decir, al final ese argumento, que si bien es cierto es válido, no reconoce que hay una manera de presentar las cosas que las hace atractivas para que la gente quiera verlas.
Entonces, ¿debe haber una revolución cultural para que no se emitan estos programas?
Lo que debe haber es una regulación del mundo adulto y de las instituciones. En los medios de comunicación se deben respetar las normas del horario de protección a los menores de manera fiel, cosa que no se está haciendo, no solo por los realitys sino por los noticieros. Por otro lado, debe haber una mayor conciencia colectiva en el mundo de las empresas que ponen auspicios.
¿La marcha, entonces, no debe ser hacia los canales sino hacia los auspiciadores?
Por supuesto, porque quienes financian y mantienen vivos a los programas son los anunciadores, y ellos, a su vez, anuncian las cosas en función de los expertos de márketing que les dicen cómo anunciar y en dónde hacerlo. Entonces, habría que censurar también a los publicistas que diseñan los productos que compra la gente. Al final, la red responsable de que esos programas existan no se limita solo a la buena o mala voluntad de un canal de televisión, sino que es toda una red económica–comercial que tiene una serie de valores e intereses que están presentes cuando un canal emite un programa.
AUTOFICHA
■ “Soy magíster en Educación por la Universidad Hebrea de Jerusalén y recibí las Palmas Magisteriales en grado de Amauta por el Ministerio de Educación del Perú en el 2001, además de otros premios”.
■ “El miércoles 25 de febrero seré ponente en la conferencia ‘Tendencias en la gestión educativa exitosa para estos tiempos’, una charla a realizarse en la Universidad Autónoma”.
■ “En este problema de los programas de televisión, el ministro de Educación no puede hacer nada. Aquí el tema es tan complejo que termina recayendo solamente en el juicio ético del dueño del canal”.
El próximo 27 de febrero, desde las 5 p.m., una gran cantidad de familias marchará desde el Campo de Marte hasta los locales de los canales de televisión contra lo que llaman “programas de TV basura”. León Trahtemberg, reconocido educador, cree que la movilización debe estar dirigida a las empresas que pagan por la publicidad de estos espacios.

Lea más

 

Augurios desde los primeros "jalados"

León Trahtemberg Siederer

Viernes 13 de Febrero de 2015 18:14

¿Qué probabilidades tienen los alumnos que en los primeros grados salen desaprobados en algunos cursos, que lo superarán y se convertirán en alumnos competentes y hasta destacados en los grados siguientes?
Empíricamente, a falta de investigación dura, diría que menos del 25%.  Salvo alumnos que pasaron por un mal momento emocional o dificultades con su salud física, el hecho que desde el pre escolar los profesores señalen que tienen dificultades y que en primaria estas se manifiesten con algunos desaprobados,  con recomendaciones de clases particulares, terapias, medicación, etc. el pronóstico es malo.  Sin embargo, la ilusión de que ocurrirá alguna magia en la vida del hijo o hija lleva a los padres a insistir con que mantenga la misma propuesta educativa con la que desde los primeros años está fracasando continuamente.
Difícilmente se preguntarán si quizá el problema no es su hijo sino el sistema pedagógico del colegio. Hay niños perfectamente normales pero que necesitan un acompañamiento más individualizado mientras fortalecen su autoestima o superan una brecha en su aprendizaje, que se angustian ante el temor y vergüenza del fracaso, la censura de los profesores, la burla de sus compañeros. Además, se ahogan en colegios rígidos que aspiran a que los alumnos estén sentados, quietos, sin conversar, tomando notas de las clases y preparándose para rendir constantes pruebas usualmente mecánicas y repetitivas en las que sus fracasos alimentarán su sentimiento de frustración e  incompetencia. ¿El problema está en el niño?
¿Qué probabilidades tienen los alumnos que en los primeros grados salen desaprobados en algunos cursos, que lo superarán y se convertirán en alumnos competentes y hasta destacados en los grados siguientes?

Lea más

 

Evaluar niños no equivale a calificarlos

León Trahtemberg Siederer

Miércoles 11 de Febrero de 2015 10:20

Hay colegios modernos, especialmente si tienen enfoques docentes de atención individualizada a los alumnos, que los observan cotidianamente, registran lo más significativo, acompañan sus  procesos, detectan momentos cruciales en el que ellos logran algo importante o en cambio evidencian  que algo les está preocupando. Continuamente están comunicados con los padres para  intercambiar información o criterios, y cada cierto tiempo, por ejemplo un trimestre, se reúnen con ellos para consolidar todo este acumulado, confrontar algunos avances con indicadores  de  aprendizaje y sacar algunas conclusiones sobre el desarrollo del niño.
Estos colegios evitan colocar notas. Asumen que decir que un alumno tiene 13 ó 17, más allá de jerarquizar sus resultados en comparación con la escala 0-20 y las notas de los demás compañeros, por sí solas no comunican nada sobre los procesos y avances particulares de cada alumno que son lo medular de sus aprendizajes, logros y dificultades escolares.
Hay otros colegios que expresan todas sus evaluaciones en base a calificaciones numéricas: tareas, trabajos, exámenes, cuyos promedios son entregados por libretas periódicas a los padres  como sinónimo de evaluación. Ocasionalmente le agregan algún comentario casi impersonal de clisé como “debe estudiar más”, “felicitaciones por los logros”, etc.
Debiéramos preguntarnos si más allá de jerarquizar a los niños por comparación con los demás usando una escala arbitraria de logros escolares, cuánto comunica esa calificación sobre las particularidades de las experiencias educativas escolares, o si no sería más útil una apreciación descriptiva personalizada.
Hay colegios modernos, especialmente si tienen enfoques docentes de atención individualizada a los alumnos, que los observan cotidianamente, registran lo más significativo, acompañan sus  procesos, detectan momentos cruciales en el que ellos logran algo importante o en cambio evidencian  que algo les está preocupando. Continuamente están comunicados con los padres para  intercambiar información o criterios, y cada cierto tiempo, por ejemplo un trimestre, se reúnen con ellos para consolidar todo este acumulado, confrontar algunos avances con indicadores  de  aprendizaje y sacar algunas conclusiones sobre el desarrollo del niño.

Lea más

 

“La Cautiva” investigada

León Trahtemberg Siederer

Lunes 19 de Enero de 2015 16:17

La misma semana que el mundo libre ha condenado el crimen contra periodistas del semanario humorístico francés Charlie Hebdo por expresar libremente sus ideas y caricaturas en el marco de lo que la legislación francesa permite, sale un informe de Panorama sobre la investigación que un oficial de la Dircote hace sobre la obra “La Cautiva”, a partir de una ilegal grabación de la misma. Cuenta con la venia del Ministerio del Interior que la deriva a la Fiscalía y Procuraduría Antiterrorismo para iniciar acciones contra el autor y la directora.
Si bien el espaldarazo a la obra que han dado la ministra de Cultura, Álvarez-Calderón, y el ministro de Defensa, Cateriano, son buenas noticias, preocupan algunas cosas. Primero, el nivel de comprensión cultural y análisis tan bajo y tendencioso de este oficial de la Dircote, que podría ilustrar la calidad de análisis que hace la institución sobre otros casos. Segundo, el aval del ministro del Interior para que en lugar de archivar tal investigación, autorice acciones penales contra la obra. Tercero, me pregunto cuán frágiles son las convicciones sobre los valores de nuestra democracia que el Ministerio del Interior se siente amenazado por una expresión artística en la que consideran se incluyen cuestionamientos al rol de algunos agentes del Estado en la época de la lucha contra SL. Cuarto, el posible freno al desarrollo de variadas expresiones artísticas y culturales tan necesarias para nuestra construcción como una nación inclusiva.
La misma semana que el mundo libre ha condenado el crimen contra periodistas del semanario humorístico francés Charlie Hebdo por expresar libremente sus ideas y caricaturas en el marco de lo que la legislación francesa permite, sale un informe de Panorama sobre la investigación que un oficial de la Dircote hace sobre la obra “La Cautiva”, a partir de una ilegal grabación de la misma. Cuenta con la venia del Ministerio del Interior que la deriva a la Fiscalía y Procuraduría Antiterrorismo para iniciar acciones contra el autor y la directora.

Lea más

 

Perú en TERCE y SERCE

León Trahtemberg Siederer

Lunes 15 de Diciembre de 2014 09:23

 

Las evaluaciones censales arrojaron en el Perú un desempeño satisfactorio en matemáticas de apenas 7% en el año 2007 y 17% en el 2013. En comprensión lectora subieron de 16% a 33%. Eso  implica un ligero despegue desde el fondo pero lejos de un resultado satisfactorio. Entre esos mismos años, los alumnos de 3er grado del año 2006 dieron la prueba de matemática SERCE de OREALC-UNESCO junto con otros países 15 latinoamericanos y en el 2013 la de matemática  equivalente llamada TERCE, y resulta que los niños peruanos subieron de 474 a 533 puntos (500 es el promedio). En lectura entre esos años subieron de 474 a 521 puntos.
En suma, Perú aparece como uno de los países que más avanzó en esos años en América Latina en matemática y lectura en 3er (y 6to) grado, pese al bajísimo rendimiento de los niños peruanos en esas áreas evaluadas en 2do grado por las evaluaciones censales anuales (ECE). ¿Se puede sacar conclusiones sólidas con esos  datos? ¿Tiene sentido tener muy mal desempeño en 2do y a la vez estar entre los que más mejoraron en 3ero y 6to en América Latina, cuando la tendencia lógica sería precisamente la inversa? (sin buena base en 2do. deberían aumentar sus dificultades en 3ero y 6to). ¿Habrá caído tanto la educación de A.L.? Hay demasiadas interrogantes e incoherencias por  clarificar. Es prematuro para asumir que ya tenemos la fórmula que garantizará nuestro despegue educativo.
Comentarios adicionales a la la columna, por León Trahtemberg
PUNTOS CLAVE EN EL ANALISIS DEL TERCE (07/12/2014)
El Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo de OREALC-UNESCO (TERCE) dado a conocer el 4/12/2013 (primera entrega) tiene por objetivo obtener información sobre los logros alcanzados en lectura, escritura y matemática por estudiantes de tercero y sexto grado, y en ciencias por los de sexto de cada uno de los países participantes. Son 15 países: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay. También interviene el Estado de Nuevo León - México.
Los resultados son dispares al comparar 2006 y 2013: hay países que han caído (Costa Rica, Uruguay), otros no han cambiado y oros como el Perú han mejorado (Ecuador, Guatemala, República Dominicana, Paraguay) con lo que el Perú ha logrado ponerse alrededor del desempeño medio de los participantes.
1). Tomados como conjunto y aunque no están alineados como mediciones compatibles homologables entre sí,  se notan avances de distinta magnitud en las sucesivas ECE, PISA y  TERCE.
2). Sin embargo, la tendencia a mejorar no equivale a que los resultados sean buenos. Tampoco hay mucha precisión sobre cuáles son los factores de esa mejora y a las acciones de qué gobiernos o gestiones ministeriales son atribuibles, porque los contextos económicos, sociales, culturales, curriculares, políticos, presupuestales y de migración  hacia la escuela privada son distintas para década desde 1990. Como bien decía César Guadalupe, la PISA 2001 la dieron los nacidos en 1986 (época de híper inflación y  terrorismo). La PISA 2009 la dieron los nacidos en 1994, (época de economía estabilizada y SL derrotado, con mayor libertad de acceso regular a la escuela por parte de alumnos y profesores). Está demostrado en todo el mundo que el crecimiento económico continuado produce por sí solo una mejora en los aprendizajes de los alumnos, independientemente de lo que haga la escuela (en el Perú eso explicaría al menos 50% de la mejora en PISA según la UP)
3). Es riesgoso usar los datos de las UMECE de diversos países que han sido producidos  para retroalimentar el sistema (para lo que basta que sean muestrales) para individualizar desempeños de alumnos, colegios e inclusive profesores (como en este año que se le dará  un bono como premio a los profesores de colegios con mejores puntajes). Eso  distorsionará el sentido de la prueba. De ahora en adelante los profesores se dedicarán a entrenar a los alumnos para las pruebas y hacer todo tipo de artimañas inclusive ilegales (como el plagio) para mejorar el desempeño de los alumnos.
4). No se puede comparar los rendimientos de 3ro y 6to grados en SERCE y TERCE, porque la escala no ha sido equiparada entre grados. Además el grupo de referencia es diferente (16 países en 3ro y 9 países en 6to). Además obtener puntajes encima o debajo de la media a veces es cuestión de pocos puntos o una desviación estándar más pequeña
5). Hay resultados poco comprensibles.
a) Entre los años 2007 y 2013 las ECE del Perú mostraron desempeños en matemáticas  satisfactorios que subieron del  7% al 16%, lo que significa que en todo ese período predominaron largamente los rendimientos insatisfactorios. En el mismo período resulta que para UNESCO-OREALC el Perú es uno de los países que más ha mejorado en comparación a los 15 países de A.L. tanto en 3ero como en 6to grado,  en Matemáticas y en Lectura. ¿Habrá caído tanto el nivel educativo de los países de América Latina como para que se note tanto una mejoría del Perú?
b) El sentido común educativo dice que si los alumnos de 2do grado andan muy mal especialmente en matemáticas (tal como arrojan las ECE peruanas) y se entiende que en 3ero y luego 6to grado los aprendizajes son más complejos y requieren una buena base previa, ¿cómo puede ser que el Perú muestre una situación inversa? Es decir, cuánto más difícil el contenido del grado mejor les va a los alumnos?; ¿Cómo es posible que en este caso vayan cuesta arriba y mejorando?; ¿Cambió la muestra con el traslado de alumno de la escuela pública a la privada?; ¿Quedan en 3ero y luego en 6º grado los educandos sobrevivientes más calificados del sistema educativo?; ¿Cambió el  grado de dificultad de las pruebas?
c) Los rankings no sirven ni son compatibles. Las pruebas son distintas de 3ero. a 6to., los alumnos son otros, las pruebas son distintas, las realidades de los países son distintas.
6). Cuando se mencionan los factores asociados al aprendizaje en el Perú que emergen de la comparación de TERCE con SERCE aparecen destacados positivamente el estar en colegios privados, una gestión y clima institucional adecuado (más frecuente en la educación privada); a la vez influyen negativamente en los resultados ser indígena, provenir de familia pobre, ser repitente de grado (todo ello más frecuente en escuela pública). En suma, la mejora se debería  fundamentalmente al arrastre hacia arriba de la educación privada. Esto es algo que cuestiona la acción del estado en la educación pública.
En suma, los resultados exhibidos en esta primera entrega todavía dejan muchos vacíos que esperamos se llenen cuando aparezcan las entregas siguientes o los ítems de las preguntas para entender qué es lo que han pretendido medir.
Las evaluaciones censales arrojaron en el Perú un desempeño satisfactorio en matemáticas de apenas 7% en el año 2007 y 17% en el 2013. En comprensión lectora subieron de 16% a 33%. Eso  implica un ligero despegue desde el fondo pero lejos de un resultado satisfactorio. Entre esos mismos años, los alumnos de 3er grado del año 2006 dieron la prueba de matemática SERCE de OREALC-UNESCO junto con otros países 15 latinoamericanos y en el 2013 la de matemática  equivalente llamada TERCE, y resulta que los niños peruanos subieron de 474 a 533 puntos (500 es el promedio). En lectura entre esos años subieron de 474 a 521 puntos.

Lea más

 

Que se quede Jaime Saavedra (como Ministro de Educación)

León Trahtemberg Siederer

Martes 02 de Diciembre de 2014 18:00

 

Los analistas de los planes de desarrollo educativo exitosos en el mundo señalan que un factor crucial para su éxito es la presencia de un líder y vocero de la propuesta o reforma, que sea la figura visible que la encarna, y que se quede por unos  8 a 10 años al frente de ella.
El actual ministro de educación Jaime Saavedra goza del reconocimiento de  importantes representantes de sectores políticos, intelectuales, empresariales y medios de comunicación por sus convicciones, claridad en sus propuestas y la  capacidad de maniobrar a nivel del Ejecutivo para recibir el apoyo y financiamiento necesario.
Siendo así, ¿no sería bueno que los candidatos presidenciales para el gobierno del 2016-2021 que ya aparecen en la vitrina electoral lo convoquen para que se quede en el cargo durante el quinquenio aludido? De este modo, sacarían la educación de la agenda de controversias para fines electorales (que sin duda la debilitan), y podrían empezar a armar un consenso multipartidario capaz de sacar adelante los siguientes pasos del plan.
Eso fortalecería al actual equipo conductor y generaría una inercia positiva que cosechará sus frutos en el quinquenio siguiente. De lo contrario, corremos el riesgo de repetir el ciclo  trágico de la educación peruana que cada quinquenio cancela lo hecho  anteriormente y coloca en su lugar una nueva agenda de corto plazo para los tres últimos años de gobierno (porque los dos primeros se pierden en preparar los nuevos cambios)
Los analistas de los planes de desarrollo educativo exitosos en el mundo señalan que un factor crucial para su éxito es la presencia de un líder y vocero de la propuesta o reforma, que sea la figura visible que la encarna, y que se quede por unos  8 a 10 años al frente de ella.

Lea más

 

Página 1 de 36